Jw Biblioteca En Linea Programa Semanal

No todos los que tienen la esperanza de vivir en el cielo son parte del “esclavo fiel y prudente” (Mat.

Tu lees esto: Jw biblioteca en linea programa semanal

24:45-47). Al igual quy también en el siglo primero, hoy día Jehová y Jesús se valen dy también unos pocos para alimentar, o enseñar, a muchos. En el siglo primero, se utilizó solo a unos pocos ungidos para escribir las Escrituras Griegas Cristianas. Hoy día, solo unos pocos ungidos tienen la responsabilidad dy también darle al pueblo de Dios “alimento al tiempo debido”. Jehová ha decidorate darles vida eterna en la Tierra a la inmensa mayoría dy también sus siervos y vida en el cielo a los pocos quy también gobernarán con Jesús. Dios premia a todos sus siervos —tanto al “judío” como a los “diez hombres”— y les pide a todos que obedezcan exactamente las mismas leyes y que sean fieles (Zac. 8:23). Todos deben ser humildes y servirly también en unidad. Y todos deben esforzarse por sostener la paz en la congregación. Estamos cada vez más cerca del fin, con lo que continuemos sirviendo a Jehová y siguiendo a Cristo como “un solo rebaño”. w20.01 31 párrs. 15, 16


Jueves 1uno de noviembre

Si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por haber sido ellos testigos oculares de su conducta casta junto con profundo respeto (1 Ped. 3:1, 2).


No podemos obligar a nuestros familiares a aceptar la verdad. Pero sí podemos ayudarlos a ser más receptivos al mensajy también de la Biblia (2 Tim. 3:14, 15). Dejemos quy también nuestra conducta hably también por nosotros. Muchas veces, nuestros familiares se fijan más en lo que hacemos quy también en lo que decimos. No nos demos por vencidos. Jehová nos pony también el ejemplo. Una y otra vez da a la genty también la ocasión dy también aceptar las buenas nuevas y recibir la vida (Jer.

Ver más: La Crisis Del 2001 Causas Y Consecuencias, Crisis De Diciembre De 2001 En Argentina

44:4). Y el apóstol Pablo ly también dijo a Timoteo que no dejara dy también asistir a los demás pues dy también esy también modo se salvaría a sí mismo y también salvaría a los quy también lo escucharan (1 Tim. 4:16). Como deseamos a nuestros familiares, deseamos que conozcan las verdades de la Biblia. w19.08 1cuatro párr. 2; 16, 17 párrs. 8, 9


Debemos rememorar que, si alguien ha dedicado tiempo para corregirnos, quizás sea por el hecho de que nuestro error es mayor de lo que pensamos. En tales circunstancias, puedy también quy también nuestra reacción inicial sea rechazar la ayuda. Tal vez critiquemos a la persona quy también nos la ofrecy también o de qué manera nos ha hablado. Mas si somos humildes procuraremos corregir nuestra actitud. La persona humildy también agradece los consejos. Pensemos en un ejemplo. Imaginemos que estamos en el Salón del Reino hablando con ciertos hermanos. Entonces, uno de ellos nos lleva aparty también y nos dicy también con discreción que tenemos algo de comida entry también los dientes. Claro, nos da vergüenza. Pero agradecemos que nos lo diga. Es más, desearíamos que alguien nos lo hubiese dicho antes. Del mismo modo, deberíamos agradecer con humildad quy también un hermano tenga el valor de darnos un consejo cuando lo necesitamos. No lo veamos como un enemigo, como alguien que nos odia, sino como un amigo quy también nos ama (Prov. 27:6; Gál.

Ver más: Actividades Para Niños Con Autismo Severo, Técnicas Y Consejos

4:16). w19.09 5 párrs. 11, 12