Sociedad Del Conocimiento Y El Aprendizaje

*
citado por fourpeasonline.com
*
similares en fourpeasonline.com
*

Perfiles educativos

versión impresa ISSN 0185-2698

Perfiles educativos vol.25 no.102 ciudad de México 2003


Reseña

Enseñar en la sociedad del conocimiento. La educación en la era de la inventiva

Tiburcio Moreno Olivos*

Andy Hargreaves. Barcelona, Octaedro (compilación Repensar la Educación), 2003, 244 pp.

Tu lees esto: Sociedad del conocimiento y el aprendizaje

* profesor y también investigador en la Universidad Autónoma del Estado dy también Hidalgo, tiburcio34
hotmail.com

Esta obra trata dy también la naturaleza y significación dy también la sociedad del conocimiento, del mundo en quy también los docentes hacen su trabajo. En ella, el creador sostiene que los docentes deben preparar a sus estudiantes a fin de que cuenten con las mayores posibilidades dy también éxito en la economía del conocimiento, como una forma de lograr su propia prosperidad y la dy también otros, y como una cuestión dy también justicia y también inclusión al hacer quy también estas oportunidades sean alcanzables para los estudiya antes dy también todas las razas, procedencias sociales y capacidades dy también partida. La prosperidad del planeta dependy también dy también nuestro ingenio, dy también nuestra capacidad para aprovechar y desarrollar nuestra inteligencia colectiva respecto a los atributos centrales de la economía del conocimiento, entry también los que sy también encuentran: inventiva, creatividad, resolución de problemas, cooperación, flexibilidad, la capacidad para desarrollar redes, la habilidad para hacer frente al cambio y el compromiso con el aprendizaje a lo largo dy también la vida.

sin duda esta obra constituyy también una herramienta esencial para comprender el papel quy también el profesorado está llamado a desempeñar en la llamada sociedad del conocimiento —según Hargreaves, es más apropiado charlar de la sociedad del aprendizaje—, en una era marcada por la incertidumbre, la complejidad y el riesgo, en la quy también destacan las ambigüedades de la globalización, las economías flexibles y el cambio rápido, quy también nos alertan acerca de las amenazas, mas que nos invitan a aprovechar las oportunidades.

En la primera parte de la obra el autor sostiene que enseñar para la sociedad del conocimiento exige educar para la creatividad, pero reconoce quy también existen dificultades para hacer de la enseñanza una verdadera profesión de aprendizaje, puesto que al tiempo quy también dicha sociedad anhela cada vez más altos niveles dy también aprendizajy también y enseñanza, ha sometdesquiciado al profesorado a ataques públicos; ha erosionado la autonomía de su criterio y sus condiciones de trabajo; ha causado epidemias dy también estandarización y sobrerregulación, y ha propiciado maremotos dy también renuncias y jubilaciones anticipadas, crisis dy también vocación y falta de líderes apasionados y capaces. De acá que Hargreaves se refiera a la enseñanza como una profesión paradójica.

Para este especialista en el cambio educativo, actualmente los docentes sy también encuentran encerrados en un triángulo dy también intereses y también imperativos en competencia: ser catalizadores dy también la sociedad del conocimiento y dy también todas las oportunidades y la prosperidad quy también promety también traer; ser los contrapuntos de la sociedad del conocimiento y sus amenazas a la inclusión, la seguridad y la vida pública; ser víctimas de la sociedad del conocimiento en un mundo en el quy también las crecientes expectativas en la educación se encuentran con soluciones estandarizadas, proporcionadas con el costo mínimo. Estas tres fuerzas, sus interacciones y efectos, están conformando la naturaleza de la enseñanza, a lo que significa ser docente y a la viabilidad de la enseñanza como una profesión en la sociedad del conocimiento.

Escritores y diseñadores dy también políticas, dy también ideologías muy diferentes, cada vez coinciden más en que un sistema educativo público fuerte y mejorado es esencial para producir una vigorosa economía del conocimiento y para permitir a las comunidades y los países más pobres quy también participen en ella en vez de ser marginados por ella. La clavy también para una economía del conocimiento fuerte no es simplemente que la gente pueda acceder a la información, sino lo bien quy también sepa procesar esta información.

Como catalizadores dy también la sociedad del conocimiento, los docentes necesitan construir un nuevo profesionalismo, cuyos rasgos principales son: promover el aprendizajy también cognitivo profundo; aprender a enseñar dy también modos quy también no les fueron enseñados; comprometersy también con el aprendizaje profesional continuo; trabajar y aprender en grupos colegiales; tratar a las familias de sus estudiya antes como asociados en el aprendizaje; desarrollar y partir de la inteligencia colectiva; construir una capacidad para el cambio y el peligro y promover la confianza en los procesos. Por lo tanto, los docentes de el día de hoy necesitan estar comprometidos e implicarse continuamente en proseguir, actualizar, controlar y repasar su propio aprendizajy también profesional.

No obstante, para el codirectivo del Centro Internacional para el Cambio Educativo en el Instituto para Estudios en Educación dy también Ontario en la Universidad de la ciudad de toronto (Canadá), no basta con preparar a los estudiantes para la sociedad del conocimiento se deby también enseñar más allá de ésta, ¿qué significa esto?, quiere decir que los docentes no deberían ser simples catalizadores de la economía del conocimiento, sino también contrapuntos esenciales a ésta: construyendo y preservando la democracia pública y comunal quy también va en paralelo a la sociedad del conocimiento y que también está siendo puesta en riesgo por ella.

Los docentes quy también enseñan más allá de la sociedad del conocimiento desarrollan no sólo el capital intelectual dy también sus estudiantes, sino más bien también su capital social: la habilidad para formar redes, forjar relaciones y contribuir, a la vez que extraer, a los recursos humanos de la comunidad y dy también la sociedad en general. El capital social da apoyo al aprendizaje, lo alimenta, encuentra un desahogo y un objetivo para éste. Desarrollarlo es algo esencial en educación.

Para Hargreaves, enseñar más allá de la sociedad del conocimiento significa desarrollar una identidad cosmopolita quy también pueda construir cadenas de preocupación por aquellos que no están a la vista, mas que jamás deberían estar lejos dy también nuestra mente. Esty también mandato moral implica quy también los docentes presten atención no solo a su aprendizaje profesional continuo, sino también a su desarrollo personal y profesional. El desarrollo profesional significa algo más que aprender conocimientos y habilidades; mediante ésty también los docentes construyen carácter, madurez y otras virtudes en sí mismos y en los demás, con lo que convierten a las escuelas en comunidades morales.

Ver más: Como Hacer Letras Grandes A Mano, Cómo Hacer Letras Con Cartón

Enseñar más allá de la sociedad del conocimiento, por lo tanto, significa desarrollar nuevas y mejores relaciones con otros adultos, al unísono quy también con los niños. Esto es mucho más que aprender a trabajar en equipos colaborativos a corto plazo, que sy también deshacen en el momento en que termina la presión y se ha acabado la tarea. Enseñar más allá de la economía del conocimiento asimismo quiere decir que los docentes trabajen juntos en conjuntos dy también cooperación a largo plazo; quy también sy también comprometan y sy también desafíen entry también sí, como una comunidad profesional preocupada que está lo suficientemente segura como para soportar la incomodidad quy también crea el desacuerdo.

Vivimos en un mundo desequilibrado dy también creciente intolerancia, individualismo, exclusión e inseguridad. Ser docenty también que sea contrapunto dy también la sociedad del conocimiento, por tanto, significa preocuparse del carácter a la vez que de los resultados, del aprendizajy también emocional a la vez quy también del aprendizajy también cognitivo, del desarrollo personal y profesional al unísono quy también del aprendizajy también profesional, de la vida dy también conjunto a la vez quy también del trabajo en grupo, del cuidado aparte de la cognición, de preservar la continuidad y la seguridad a la vez que sy también promueve el peligro y el cambio. Significa desarrollar el capital social, establecer los fundamentos emocionales de la democracia, y crear el germen dy también la identidad cosmopolita. Enseñar alén de la economía del conocimiento significa estar en una profesión reinventada quy también no sólo proporciona valores, sino más bien que está dirigida por valores.

En esta obra —en la quy también Hargreaves cuenta con la cooperación de ciertos dy también sus colegas especialistas en el cambio y la mejora dy también la educación— sy también plantea la cuestión de enseñar a pesar de la sociedad del conocimiento. Docentes y escuelas, que deberían ser los catalizadores y contrapuntos en la sociedad del conocimiento, demasiado a menudo son las víctimas dy también éste. Son víctimas de la debilitación del estado del bienestar, dy también las familias desestructuradas de los estudiantes, del apoyo restringido a la educación pública, de una inacabable microgestión por parte de burocracias coactivas, y dy también discursos despreciativos dy también culpa y vergüenza que repercuten negativapsique en la autoestima del profesorado. Sy también lanza un alegato bien sostenido contra lo quy también llaman fundamentalismo del mercado y sus efectos perniciosos para la educación pública.

Los maestros como víctimas de la sociedad del conocimiento preparan al alumnado para que memorice un aprendizajy también estandarizado; aprenden a enseñar como sy también les dicy también que lo hagan; la formación permanenty también está centrada en las prioridades gubernamentales; trabajan más, aprenden solos; tratan a los padres como consumidores y productores dy también quejas; llevan a cambio un trabajo emocional en lugar de desarrollar su inteligencia emocional; responden al cambio impuesto con sumisión temerosa; no confían en nadie.

Gran una parte de la desilusión reciente con la enseñanza, tal como se comenta en un apartado de esta obra, no es tanto el resultado del envejecimiento y el cansancio del profesorado, como de su propia reacción a la pérdida dy también visión dentro del sistema educativo público, y a la estrechez dy también miras poco a poco más crecienty también en las finalidades. Estos docentes están desmoralizados por el hecho de que se les han robado sus fines.

Vivimos en un tiempo en quy también sy también precisa de nuevo una enorme visión; un tiempo en que nuestra prosperidad y seguridad dependen de nuestra capacidad para desarrollar estudiya antes y docentes que puedan entender y sean capaces dy también implicarsy también en los espectaculares cambios sociales que provoca la sociedad del conocimiento actual, junto con sus consecuencias humanas.

mientras que la estandarización y los cambios basados en reparaciones rápidas semejan estar haciendo que la enseñanza y el aprendizajy también descarrilen, la urgencia de las comunidades profesionales de aprendizaje promety también una forma dy también asegurar mejoras sostenibles a largo plazo en nuestras escuelas, sirviendo como agentes del cambio educativo. Mas las comunidades dy también aprendizajy también son difíciles de crear. Presuponen y exigen cualidades de liderazgo y niveles dy también capacidad docenty también quy también no siempry también están disponibles, especialpsique en aquellas escuelas de comunidades pobres con largos legados de descalabro y desesperanza.

Esty también texto asimismo contieny también casos dy también escuelas secundarias quy también han sdesquiciado exitosas en distintos distritos educativos de Canadá y Estados Unidos, se comentan los factores quy también han contribudesquiciado para hacer de estas escuelas centros innovadores, así como los efectos nocivos quy también está teniendo en algunas de ellas las políticas de reforma estandarizada.

Ver más: Musica Para Bebes De 5 Meses En Español, Musica Relajante Para Bebes #4

Por último, quisiese destacar que sy también trata dy también una obra rica en temas que se encuentran en el actual debate internacional con relación al papel del profesorado en la sociedad del conocimiento. Todo parece señalar que ha llegado el momento de que se reconozca el derecho de todos a tener acceso a una educación de calidad y a comprometersy también con sus más altos niveles. Sy también requiery también ingenio, creatividad, inversión e integridad, de este modo como identidad cosmopolita. Este el mensaje quy también el prestigioso investigador educativo nos deja en esta obra dy también gran valor pedagógico.